Calamares encebollados

platotxipi1_0643 -1
Escribir una leyenda

Ayudarme a limpiar los  calamares es toda una fiesta para mi hijo pequeño. Le encanta subirse a su escalerilla para alcanzar bien la encimera, colocarse el delantal, sacarles la pluma, (la concha córnea transparente que tienen en el interior y que es su columna vertebral), quitarles las aletas, separar los tentáculos e intentar retirar con cuidado la bolsita de la tinta, aunque si se rompe es mucho mejor porque se enguarra uno mucho más. Y si, además, se da la casualidad, de que en la tripa de alguno de ellos encontramos un pez todavía sin digerir, entonces, es como haber encontrado el mejor de los tesoros. Lo mira, lo remira, lo opera, lo pone en agua para ver si se produce un milagro y todavía puede nadar… Viendo en él esa curiosidad innata del buen investigador, yo me pregunto, ¿ayudaría Cousteau a limpiar los calamares a su madre?

TAREAS SUGERIDAS PARA NUESTRO PINCHE:

TXIPI1_0598-1
Después de extraer los tentáculos, empezamos limpiándolos por su parte externa.

-Limpiar los calamares.

TXIPI2_0602-1
Algunos dicen que es mejor no quitarles la piel porque les resta “sabor”. Yo a veces se la quito y a veces, no.
TXIPI3_0624 -1
Por unos momentos, el calamar puede convertirse en marioneta.
DELANTAL_0622-1
Paisaje después de la batalla.

RECETA

-ingredientes: 

-1 kilo de calamares

-3 cebollas

-harina

-1/2 vaso de vino blanco

-aceite y sal

Pelamos las cebollas, las cortamos y las ponemos a pochar en una cazuela con aceite, añadiendo un poco de sal. Mientras, limpiamos los calamares por dentro y por fuera. Los cortamos en trozos, los salamos y los pasamos por harina, sacudiéndolos para retirar el exceso de harina Los doramos por ambas partes en una sartén con muy poco aceite y los reservamos en un plato.

platotxipi2_0635-1

Cuando veamos que la cebolla comienza a tomar un tono marrón, es decir, cuando comience a caramelizarse, es el momento de añadir los calamares a la cazuela junto con   el vaso de vino. Una vez que el conjunto hierva, le bajamos el fuego, añadimos más sal si es necesario y dejamos que se vayan haciendo hasta que, pinchando con un tenedor, comprobemos que estén tiernos.

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. iñigo dice:

    manjar….. ufff y lo digo a las tres y cuarto……jajajaajaja

  2. Ane dice:

    Una receta riquísima!! Por cierto, la próxima vez que tenga que limpiar calamares… me prestarías al pinche unas horitas??

    1. Yo te digo que sí, pero !seguro que él también está de acuerdo!

  3. Auri Bruña dice:

    Mmmmm rico, rico y con fundamento. El peque tiene talento, tiembla MasterChef!

    1. Muchas gracias, !anímate a hacerlo y me cuentas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s