Merluza con pisto de pistachos

Taormina
Playa de Taormina.

Más o menos por estas fechas, hace un año, fuimos de vacaciones a Sicilia. ¡Qué buena elección! El recuerdo de su luz ha estado “des-deprimiendo” mi cerebro durante todo un año de cielos grises bilbaínos. La isla italiana lo tiene todo para ser un destino perfecto: gran riqueza monumental (aquí se encuentran, por ejemplo, los templos griegos mejor conservados del mundo), gran variedad de paisajes, gente, en general, agradable y parlanchina, playas con calificaciones que van del uno al diez y una gastronomía… excelente.

Cuando fuimos a visitar el Etna, al subir por su ladera oeste,  pasamos por el pueblo de Bronte, centro mundial del pistacho mejor del mundo, el pistacho siciliano. El árbol del pistacho, de ramas retorcidas, aguanta bien los inviernos heladores y los tórridos veranos que se viven alrededor del volcán. La recolección la hacen en Bronte cada dos años,  lenta y laboriosamente por lo accidentado del terreno. Así que el precio del fruto es alto, pero la calidad también. De color verde esmeralda y fino sabor, aparece en muchísimas preparaciones de la cocina siciliana: en primeros y segundos platos, en los embutidos, en la pastelería (como los famosos cannoli),  en los helados y en el pisto de pistachos.

En esta receta lo he utilizado para acompañar una merluza a la plancha. Una rica salsa, para un gran pescado.

merluza con pisto de pistachos-1

TAREAS QUE PUEDE HACER NUESTRO PINCHE:

-El pesto de pistachos.

probandopistachos-1
Probando los pistachos para asegurarnos que son de Bronte.

RECETA

ingredientes: 

-1 lomo de merluza

Para el pesto:

-200 gr. de pistachos

-queso Parmesano

-sal y pimienta

-ajo (opcional)

-aceite extra-virgen

-albahaca

Pelar los pistachos eliminando también la piel que los recubre (bastará meterlos dos minutos en agua hirviendo y se irá sola). Picarlos en el mortero. En el vaso de la batidora disponer los pistachos, las hojas de albahacas limpias,  el aceite, la sal, la pimienta y el queso parmesano. Si se quiere se puede añadir un diente de ajo, aunque la receta original no lo lleva (tampoco lleva la albahaca, pero a mí me gusta más así). Para que la pasta no quede tan espesa, se debe añadir un poco de agua. Cuando el conjunto tenga una consistencia homogénea, el pesto estará listo.

Es el momento de hacer el pescado.  En una sartén antiadherente, echamos unas gotas de aceite. Cuando esté muy  caliente, echamos la merluza con la piel hacia arriba. La doramos por ambos lados.  Añadimos la sal fuera del fuego. Servimos acompañada del pesto.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s