Rollitos de pechuga de pollo con aceite de perejil

En España el pollo ha pasado de ser un alimento de lujo reservado para los días de fiesta (ahí era nada, la familia reunida en torno a un buen pollo asado) a ser un alimento archipopular. ¿La razón? La disminución de su precio impulsada por la cría intensiva. Esta cría intensiva básicamente consiste en pollos con muy poco espacio para moverse, a los que se alimenta sin parar con el fin de que crezcan y engorden lo más rápido posible. Así que la democratización del consumo (en nuestro país se sacrifican entre 10,5 y 11,5 millones de pollos por semana) tiene también su parte oscura.

Naturalmente, en el mercado hoy en día encontramos también carne de pollos camperos y ecológicos, de engorde lento. Su carne ya no es tan barata, pero, a cambio, tiene mucho más sabor. ¿Lo bueno del asunto? que cada uno puede elegir.

TAREAS QUE PUEDE HACER NUESTRO PINCHE:

Cortar el perejil.
Cortar el perejil.
Enrollar las pechugas en el film.
Enrollar las pechugas en el film.

RECETA

ingredientes:

-600 gr. de pechuga de pollo cortada en filetes

-100 gr. de jamón york en lonchas

-mozzarella

-aceite, sal y pimienta

-aceite virgen extra y perejil

pechugas-1

Lavamos y picamos las hojas de perejil. Las trituramos con el aceite de oliva virgen extra y dejamos reposar para que se vaya impregnando.

A continuación lavamos y secamos los filetes de pechuga de pollo. Extendemos una hoja de papel film, colocamos encima uno de los filetes y lo rellenamos con el jamón york y unos trocitos de mozzarella (previamente hemos escurrido la mozzarella para que no suelte líquido). Enrollamos con el papel film dejándolo lo más prieto que podamos y lo cerramos dando vueltas con el film sobrante a ambos lados como si se tratara de un caramelo. Repetimos la operación con todos los filetes y los metemos a la nevera una hora.

Ponemos a calentar el horno a 200º. Mientras se calienta, quitamos el film de los rollitos y los doramos en una sartén con una gota de aceite. Los introducimos en una bandeja de horno encima de un papel sulfurizado o un silpat y los dejamos allí unos minutos a 200º.

Para servir, se cortan por la mitad y se salsean con el aceite de perejil.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s