BIZCOCHO DE ACEITE Y MELOCOTÓN

fullsizeoutput_fbd El melocotón nació en China, pasó a Persia donde Alejandro Magno lo conoció y se lo trajo a Europa. Los romanos le pusieron el nombre con el que lo conocemos en castellano, malum cotonium, manzana de algodón, subrayando el detalle de la amable piel que lo envuelve. Su cultivo se generalizó en Europa durante la Edad Media. Bla, bla, bla más y saltamos al siglo XIX y a Murcia, donde nos encontramos con la viuda doña Joaquina Marián,  dueña de una extensa plantación de melocotones. Un buen día, un mal día en realidad, le quedaron un montón de melocotones sin vender. ¿Qué hacer con ellos?  Como era una mujer ingeniosa, se le ocurrió convertirlos en helado. Un helado tan, tan bueno, que le granjeó toneladas de fama por un lado, y toneladas de envidia, por otro. De ahí a ser acusada de brujería fue un paso. El 25 de noviembre de 1857, según recogen las crónicas de la época, la viuda doña Joaquina Marián murió quemada en la hoguera. ¿Su pecado?  Haberse atrevido a preparar un helado de melocotón demasiado rico.

Nuestra receta de hoy, como siempre: a tope de buena y a tope de fácil. ¡A disfrutar!

Ingredientes: 

-250 gr. de melocotones

-200 gr. de harina

-10 gr. de levadura en polvo

-1 pizca de sal

-200 gr. de azúcar

-250 gr. de yogurt natural

-3 huevos

-la rallada de 1/2  limón

-120 ml. de aceite de girasol

-mantequilla para untar el molde

IMG_6191.JPGReceta

Precalentamos el horno a 180 ºC. Untamos un molde rectangular con un poco de mantequilla y lo enharinamos. Cortamos entonces los melocotones por la mitad, les quitamos el hueso y laminamos ocho mitades; con el resto, hacemos unos pequeños cubitos. Los dejamos aparte. Después, mezclamos en un bol la harina la levadura y la sal. En otro recipiente, batimos el yogurt, el azúcar, la ralladura de limón, los huevos y el aceite hasta tener una pasta ligera y homogénea. Poco a poco, vamos incorporando la mezcla de harina a esta masa. Removemos hasta que no quede a la vista ningún grumo. Es entonces cuando añadimos los dados de melocotón.

Para finalizar, echamos la masa en un molde y distribuimos, todo a lo largo, los trozos   laminados de melocotón.  Espolvoreamos azúcar y lo metemos en el horno 55 minutos.

Cuando lo saquemos, antes de desmoldarlo sobre la rejilla, debemos mantenerlo en el molde unos 10 minutos.

Dejamos que se enfríe y ¡a zampar!

Nota: Con manzana también queda riquísimo.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s